Adicciones en el mundo de los yates de lujo

Como sabéis, yo soy una total apasionada del mundo de los yates de lujo.

Me considero MUY afortunada por haber tenido la oportunidad de trabajar en él, y mi vida, tanto personal como laboral, seguirá siempre ligada a los yates.

Sin embargo, desgraciadamente, el mundo de los yates de lujo tiene también sus sombras, y las adicciones entre tripulantes es para mí la peor de todas ellas.

El 90% de los tripulantes empiezan sus carreras muy jóvenes. Algunos nada más terminado el instituto.

Verse trabajando en un yate, rodeado de multimillonarios y con demasiado dinero para su edad en los bolsillos, los lleva a una espiral de la que algunos no pueden salir, y acaba con su vida. Literalmente.

Muchos son los yates que incluyen en sus contratos cláusulas por las que el tripulante acepta ser sometido a controles de drogas sin previo aviso.

Además, por supuesto en todos ellos, está terminantemente prohibido el consumo de estupefacientes.

Sin embargo, todas estas medidas no siempre son suficientes.

Muy conocidos son los casos de algunos tripulantes que han perdido su vida por culpa de las drogas, y en drogas incluyo el alcohol por supuesto, quizás la adicción más extendida en el mundo de los yates de lujo.

Desgraciadamente, hay tripulantes que ni se dan cuenta de que son alcohólicos y por tanto, no toman ninguna medida hasta que algo grave les pasa.

En mi caso particular, empecé a trabajar en yates de lujo ya terminada la Universidad y el Máster así que ya no era una niña de 18 años.

En principio, no era una persona susceptible de caer en una adicción ya que ni siquiera en mis tiempos de estudiante me atraían las drogas ni lo más mínimo. Pero eso no quiere decir que no haya visto de todo.

Por regla general, los Capitanes son personas muy profesionales y serias que sientan ejemplo para toda su tripulación; aunque, también he tenido la mala suerte de conocer a Capitanes que lejos de sentar ningún ejemplo, son ellos mismos los que amenizan las fiestas de sus tripulaciones con todo tipo de sustancias.

Yo nunca he trabajado para este tipo de Capitanes, el mundo de los yates de lujo es muy pequeño, nos conocemos todos, y yo siempre he tenido clarísimo en qué yates NO trabajaría jamás.

Pero sí tengo muchos amigos a los que les ha tocado vivir situaciones tan desagradables como levantarse por la mañana un día de trabajo dispuestos a desayunar y encontrarse la mesa del comedor de la tripulación cubierta en cocaína.

Moraleja: trabajar en yates de lujo es un mundo precioso y SIEMPRE se lo recomendaré a todo el que me quiera escuchar.

Lo único necesario es saber siempre dónde trabajamos, o vamos a trabajar, y rodearnos de las personas adecuadas.

Disfrutar al máximo de las oportunidades que te brinda trabajar en un yate de lujo, las fiestas, el estilo de vida en general, pero manteniendo siempre los pies en la tierra.

Espero que este post os haya gustado y no dudéis en comentar, compartir o preguntar todo lo que queráis.

¡Un abrazo y hasta el próximo jueves!

4 COMMENTS
  • Zulma Ríos 19/05/2017

    Que interesante, nunca me he subido a un yate de lujo, pero los he visto bastante en pelis, y nunca pensé en la tripulación debe ser un trabajo muy interesante.

  • jhonny palacio 07/06/2017

    hola que interesante lo que dices y queria saber que debo hacer para poder tener esta experiencia, yo soy cantante y animador de fiestas, tambien tengo estudio de mesa y bar lo unico es el ingles jejej pero tengo las ganas y la actitud que es lo que vale para poder trabajar, muchas gracias por compartir tu experiencia

POST A COMMENT

})(jQuery)