Mi primer yate

En primer lugar os explicaré lo que significan las siglas MY: Motor Yacht; es decir, un yate a motor.

Yo siempre he trabajado en MY ya que los SY (Sailing Yachts, o veleros) nunca me han interesado por razones que más adelante os explicaré.

Pues bien, mi primer yate era un expedition MY de 56 m de eslora.

Este yate estaba construido para soportar navegaciones en malas condiciones de mar o navegar entre glaciares.

Su dueño lo construyó con la idea de dar la vuelta al mundo, incluyendo sitios hostiles para un yate como Alaska, por ejemplo.

Durante el año y medio que trabajé en mi primer yate estuve en sitios como: Cornwall (Sur de Inglaterra), Gibraltar, crucé el Atlántico con destino al Caribe, donde navegamos en Martinique, Grenada, St. Lucia, Aruba, Bonaire, Curaçao… (y seguramente alguna que otra isla más que ya no recuerdo)

Al terminar nuestra ruta por el Caribe, cruzamos el canal de Panamá, donde atracamos durante unos meses, y de allí navegamos a Chile.

No creo que necesite explicaros lo mucho que disfruté durante ese año y medio que permanecí abordo.

Sí, echaba mucho de menos a mis amigos y familia, pero ahora tenía una nueva: mi tripulación.

En el próximo post descubrirás una de las partes más importantes y bonitas de esta industria: La tripulación.

¿Te apetece?

NO COMMENTS

POST A COMMENT

})(jQuery)